Tragedia en el ciclismo en la Olimpiada Nacional


Lamentable tragedia ocurrió ayer durante la penúltima prueba del scratch Juvenil B Femenil, en el Velódromo Latinoamericano ubicado en el corazón de Guadalajara, Jalisco, cuando se formó una “pelotera” que terminó en fatal desenlace, luego que durante el accidente salieran lesionadas ocho jovencitas de diversos Estados del país, sacando la peor parte un juez, quien al perdió la vida, de acuerdo a los últimos reportes emitidos.

Todo venía precedido de un día de muchas dificultades, pues el comité organizador suspendió las acciones durante casi tres horas, y de empezar a las cuatro, se inició casi a las 19:00 horas, cuando la gente estaba más que molesta, tanto entrenadores como deportistas.

A la hora de las competencias, todo mundo andaba molesto, se querían ir a descansar; las salidas en falso fueron una constante, incluso durante una de las pruebas de la Juvenil Superior Varonil, una pareja de Nuevo León competía por la medalla de bronce en scratch de persecución, pero en la segunda vuelta chocaron las ruedas de ambas bicicletas provocando un aparatoso accidente, donde uno de los chicos terminó con excoriaciones en todo el cuerpo y debido a la velocidad en que conducían sus biciclos, su uniforme prácticamente le fue desprendido por la madera del velódromo al “barrerse” durante casi 15 metros.

Todo mundo andaba con un humor de los mil demonios, incluso los del micrófono, quienes daban las listas de competencia y narraban cada una de las acciones, molestos decían a cada rato: “ya es tarde, ya nos queremos ir”.

La ciclista campechana, Ana María Hernández Delgado, apuraba a sus ejercicios de calistecnia, incluso se había subido a la bicicleta estacionaria para dar los últimos toques a su preparación, le tocaba la penúltima prueba, pero en esos momentos se daba el balazo de salida de la Juvenil B Femenil y su competencia nunca se dio debido al lamentable accidente.

Un grupo compacto de 16 pedalistas de diferentes Estados del país salió, dieron cinco vueltas, enseguida un grupo de fugadas “estiraba” al pelotón a lo máximo, sin embargo en una de las curvas del velódromo nuevamente el grupo se compacto, pero esto ocasionó que los jalones y codazos se pusieran de a peso, como sucede en toda competencia de esta naturaleza, pues forman parte del trabajo de equipo.

Sin embargo, debido a los roces se formó una “pelotera”, donde ocho ciclistas se estrellaron contra el piso de madera del velódromo, dos de ellas salieron con lesiones graves, a una se le fracturó la clavícula, dos de estas niñas tuvieron lesiones en el cuello, otras con raspones en todo el cuerpo, una de ellas con probable luxación de tobillo, en fin que rápidamente acudieron los servicios médicos a atenderlas, sin embargo debido a número de lesionadas rápidamente se pidieron más ambulancias.

Hasta ahí todo bien, sin embargo alguien dio la voz de alerta de que a un juez le había tocado la peor parte, pues durante la “pelotera” el grupo que se había compactado lo arrolló al salirse del curso de la competencia.

Testigos presenciales afirman que el juez (hasta el momento no han dicho de qué Estados es oriundo), fue golpeado de frente, pero debido a la velocidad con que iban las bicicletas éste salió disparado contra el duro piso de madera, donde presuntamente se desnucó.

Rápidamente entraron en acción otros jueces, colaboradores y entrenadores, quienes arrancaron una manta con la leyenda de la Olimpiada Nacional y entre todos cubrieron el cuerpo del infortunado juez, que yacía inerte en el piso. Ivar Sisniega Campbell, quien llegó en representación del director general de la Conade, enseguida giró instrucciones al presidente de la Federación Mexicana de Ciclismo, para suspender las acciones hasta y reiniciar este martes a partir de las 9:00 de la mañana.

En un santiamén aparecieron los paramédicos quienes dieron los primeros auxilios a las lesionadas, mientras otros intentaban resucitar al infortunado juez; para esos momentos ya se había cerrado el paso a la prensa y todos los curiosos; es más, en cuestión de dos minutos se dio la noticia de que se suspendían las acciones.

En “la pelotera” estuvieron involucradas jovencitas de Veracruz, que salió con probable fractura de clavícula, dos de Sinaloa, una del Distrito Federal, otra de Aguascalientes y dos o tres más a quienes sus entrenadores rápidamente sacaron de la pista para atenderlas de manera personal.

En el hotel Mision Carton se reunieron en privado directivos de la Olimpiada Nacional, desde los coordinadores locales, pasando por gente de la Federación Mexicana, directivos de Conade, quienes al cierre de la edición no habían emitido ningún tipo de comentario y menos un boletín.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.