OFRECE ALBERTO JUANTORENA PLÁTICA INTERESANTE A ENTRENADORES DEL INDECAM


Con temas diferentes, pero siempre con un toque especial a la hora de exponerlo; este mediodía en la sala de juntas del Instituto del Deporte de Campeche, el doble campeón olímpico en los 400 y 800 metros planos en Montreal 76, Alberto Juantorena Danger, ofreció una interesante plática a entrenadores adscritos al INDECAM, donde el tema central fue el trabajo que debe hacer cada entrenador con sus alumnos, la responsabilidad que conlleva cada triunfo y cada derrota.

Al inicio de la charla se presentaron algunos videos sobre su carrera deportiva, de las medallas que ganó en la Olimpiada del 76, y a partir de ahí inició la plática sobre los consejos de su entrenador antes, durante y después de cada competencia; la manera como se llevaban los entrenamientos, “porque cada atleta que ganó una medalla de oro, fue bueno en su tiempo, todo cambia con el correr de los años, claro, siempre para beneficio del deportista”.

Recordó que él llegó al atletismo después de ser eliminado del equipo juvenil de básquetbol en Cuba; “pensé que mi mundo acababa ahí, el baloncesto lo era todo para mí, sin embargo me recomendaron el atletismo y fui a parar en manos de un entrenador polaco, quien vio en mi verdaderas condiciones para el atletismo y desde el mismo primer día que me hizo una prueba en los 400 metros, supo que tendría enorme futuro, y miren que no se equivocó, mi carrera lo dice todo”.

En el trabajo diario de ustedes como instructores, deben saber que siempre será importante que para competir en alto rendimiento es vital trabajar en dos cosas: la resistencia de la velocidad y la resistencia de la fuerza, porque a partir de ahí vendrán los éxitos; pero además, deben conocer el entorno de cada uno de ellos para entender el concepto de su forma de ser, de crecer y de convivir, solamente así es como podrán guiarlos por el mejor camino.

La formación deportiva tiene que ir de la mano con su educación en casa y la académica, para que todas sus bases queden sentadas y así se pueda hacer el mejor trabajo todos los días y en cada repetición que se haga en sus cargas de trabajo; los valores, todo es vital en un deportista de alto rendimiento, porque un entrenador es el principal estratega y formador de esa futura medalla.

Una de sus recomendaciones que enfatizó fue: “más allá de cultivar el músculo y la medalla, hay que saber la concepción del atleta, porque con él se camina todos los días y ahí es donde se conoce al ser humano”.

Al ser cuestionado sobre los sacrificios de un deportista, dijo que son los entrenamientos diarios; “ahí es donde se ganan las competencias y las medallas, porque el deporte tiene muchos valores que a veces los entrenadores olvidan, sin embargo como formadores deben tenerlo siempre presente, el valor más importante es la humildad, no debemos dejar de ser humildes”.

Actualmente, los avances científicos permiten tener mayor eficiencia en los entrenamientos, ya se puede definir exactamente qué parte del cuerpo no está siendo trabajado de manera correcta y cual tiene mayor exigencia, sin embargo todo en su tiempo da valor agregado al deportista y hay que mantenerse siempre apegados al entrenamiento.

Finalmente, dijo que la parte más difícil de su vida deportiva fue cuando decidió retirarse; “con 33 años cumplidos decidí irme de las pistas, porque no estaba preparado para ser un segundo lugar, yo siempre estuve en lo más alto del podio, mejor me hice a un lado y le di paso a las nuevas generaciones; ahora, con cinco lesiones graves sufridas a lo largo de mi carrera deportiva, puedo presumir de buena salud, pero gracias a que me supe cuidar, a que mis entrenadores me llevaron bien y eso ustedes deben tenerlo siempre presente”, finalizó.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.