LA COMUNIDAD DE ARELLANO, CHAMPOTÓN, CUNA DE CAMPEONES


La comunidad de Arellano, Municipio de Champotón, convertida en cuna de campeones de Olimpiadas Nacionales, sus hijos predilectos: Alicia Maribel Che Moo y Darwin Naal Haas, medallistas de oro en Olimpiadas Nacionales de Judo y Levantamiento de Pesas, respectivamente.

Este jueves, día histórico para el deporte campechano y para este Municipio, su hijo predilecto ganó medalla de oro en la categoría Sub-13, división de los 62 kilogramos, en una prueba donde dejó en segundo y tercer puesto a los representantes de los Estados de Quintana Roo y Baja California, elementos con probada calidad y gran experiencia, mientras que el campechano, con apenas unos cuatro meses de haber iniciado la práctica de este deporte.

Una historia muy parecida a la de su prima, la seis veces campeona de Olimpiada Nacional, Alicia Maribel Che Moo, quien hace seis años lograra su primer metal dorado con apenas tres meses de iniciar la práctica del judo, un deporte que le ha dado todo en su ya prolífica carrera, desde campeonatos nacionales hasta eventos Centroamericanos y Panamericanos como seleccionada nacional desde las categorías infantiles.

Darwin Naal Haas, después de su increíble participación, habló sobre su desempeño dentro del terreno competitivo, “en Envión mejoré dos kilos; en Arranque hice nada más 76 kilogramos, no alcancé lo que había hecho, que eran 80 kilogramos. Realmente quería mínimo igualar mi marca en Arranque, pero no se pudo”.

El medallista de oro y pupilo del entrenador Javier Tamayo Torres, comentó que practicar halterofilia tiene ventajas, “la halterofilia te deja muchas cosas, como ganar estas medallas y aparte te da la oportunidad de conocer otros lugares”.

El halterista de 13 años, agregó  que con estos logros, podrá ayudar a su familia “ahora con la beca que me van a dar, podré sacar adelante a mi familia, pues trabajan en el campo, campesinos como la gran mayoría de los que vivimos en mi querido pueblo de Arellano”, explicó el orgulloso medallista.

Estos dos chicos son producto del sistema de detección de talentos implementado en el Instituto del Deporte de Campeche, hechos desde sus primeros pasos en el CEDAR, la primera, Alicia Che Moo, con una larga trayectoria y este chico, su primo, con apenas unos meses de iniciar, pero que está demostrando que tiene madera de campeón, pues a sus escasos 13 años tiene todo un futuro por delante.

Darwin Naal Haas, tiene ahora mucho qué contar a sus familiares, a sus amigos, a sus vecinos que dejó en Arellano, Champotón, ahora, junto con Alicia seguramente serán recibidos como lo que son, como los hijos predilectos, deportivamente hablando.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.