JAHCOB AZAEL LANZA JUEGO SIN JIT NI CARRERA EN EL BÉISBOL INFANTIL DE LA LIGA SIGLO XXI



El chamaco Jahcob Azael entró al libro de récords del béisbol infantil campechano, cuando este fin de semana lanzara juego sin jit ni carrera en la Liga de Béisbol Infantil y Juvenil Siglo XXI, con su equipo de la comunidad de Tinún que se impuso 11-0 a los Bucaneros; acciones desarrolladas en casa del equipo ganador, donde el serpentinero derrotado fue Alberto Pino.

Este juego, que es de la categoría 13-14 años en la temporada regular, fue dominado de principio a fin por los ganadores, quienes después de irse en blanco en el primer turno al bate, en el segundo hicieron sus dos primeras anotaciones, producto de base por bolas a Otoniel Chi, y Darwin  Mut sacó rodado al pítcher, pero éste se amantequilló y tiró mal a primera base lo que aprovecharon todos para anotar ya que el guardián de esa posición tiró mal a tercera.

En el cuarto episodio armaron ramillete de tres carreras, con doblete al prado central de Martín Uc, error del segunda base a batazo de Otoniel Chi, para que se colara hasta tierra prometida Uc;, después de ponche a Juan Uc, Darwin  Mut respondió con jit impulsador al prado central y la tercera carrera llegó gracias al descontrol del pitcher que regaló dos bases y aceptó imparable de Jahcob Azael.

Pero en la quinta entrada se destaparon con gran racimo de seis anotaciones, que llegaron con doblete de Johan Estrella, error del tercera base a rodado de Harlem Hoil, base por bolas a Martín Uc y doblete que vació las bases de Juan Uc y la sexta carrera llegó con sencillo de José Calán.

Pero mientras sus compañeros destrozaban al pitcheo enemigo,  Jahcob Azael dictaba cátedra de pitcheo a los contrarios pues la primera entrada, a pesar de dar base por bolas a Eduardo Potenciano, sacó los tres outs con sendos ponches a Rubén Ortiz, Alexis Ortiz y a Alberto Pino.

En la segunda entrada dio dos bases por bolas, pero salió avante gracias a su cuadro que le jugó de lujo y un ponche a Abraham Castillo; en tres hombres retiró la tercera entrada y en la cuarta, engomó a tres bateadores, cerrando en la quinta con otro ponchete.

Su cliente favorito fue Rubén Ortiz, que se llevó par de espesos chocolates, y adornó su labor monticular con la friolera de nueve ponchetes, para entrar al libro de récords del béisbol campechano en la categoría 13-14 años.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.